by

Tinto en leña

El café en leña queda más rico por 2 razones. La primera es que me demoro más haciéndolo, y exige trabajo. La segunda es que la leña le da sabor y aroma.

Hacer un café en leña implica moverse, ir por leña, jugar con fuego y paciencia. Y si no soy experimentado en el arte estoy más consciente e interesado.

Además caliento la casa y quemo algo de basura.

Cuando somos conscientes que trabajamos por algo, sabe más rico.