by

Todos iguales

Cuando todo es igual nada sobresale.
Cuando todos somos iguales nadie es diferente,
es como si desaparecieran.
Ya no hay detalles,
no hay particularidades.

Es más fácil controlar.
Lo hacen educando para que todos seamos iguales, categorizandonos, parametrizando y con criterios de calidad, reglas, normas, leyes.

Resulta que todos somos diferentes.
El promedio no existe. No sirve bien.

Existimos.
Veamos a los otros con sus detalles.
Mostremos lo que nos hace diferentes.