by

Un millón de pesos

“Un millón de pesos en mis manos vale más que el millón de pesos que me voy a ganar en mi trabajo.”

Ese millón que me puedo ganar necesita de esfuerzo para obtenerse, y me cuesta un poco más por impuestos. Cada millón que me puedo ganar es más caro que el que ya tengo.

Si quiero un millón de pesos, hay que hacer la pregunta ¿Es mejor dejar de gastar un millón o trabajar para ganar un millón?

Ese millón que ya tengo vale más, y debo pensar bien en qué se gasta. Puedo ponerlo a producir más dinero, puedo comprar una experiencia u objeto, o ponerlo debajo del colchón.

Tal vez gasto menos y trabajo menos.