by

Un rumbo

Si necesitas una excusa
ponte un rumbo.
Sal.
Una vez afuera,
ya no importa,
puedes olvidar el rumbo