by

Una que otra travesura

Hay travesuras donde uno sabe que si lo cogen lo regañan,
se mete en problemas.
Puede que el regaño sirva para dejar la pereza,
coger un poco de disciplina,
aprender otra forma de hacer las cosas.

Sin embargo,
salirse con la suya ya es de por sí una forma diferente de hacer las cosas.
Una forma riesgosa que requiere valor y creatividad.

Siempre y cuando no estemos haciendo daño hay que hacer una que otra travesura.