by

Volver a arrancar

Volver a arrancar no es fácil.
Se perdió el impulso y
aparece una nueva fricción.

Entre más tiempo pase más dificil será.
Cuando paramos perdemos la confianza,
fluimos menos,
nos entumecemos.

Hay que vencer esa fricción estática con un poco de fuerza.
Una vez arranquemos la inercia hará que seguir sea más fácil.

Es inevitable parar.
Se requiere coraje para volver a arrancar.